juegos de campamento de verano

Típicos juegos de campamento de verano

  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares


Los juegos de campamento son la oportunidad perfecta para hacer que los niños aprendan normas de convivencia, se conozcan unos a otros y disfruten aún más de las vacaciones. Es la mejor combinación para hacer que los más pequeños se lo pasen en grande mientras aprenden a hablar en público, a trabajar en equipo y a desarrollar sus aptitudes personales. Existen diferentes dinámicas, dependiendo de la edad y de los objetivos que queramos alcanzar.

Ver los mejores campamentos de verano

El verano está cada día más cerca y con él, las ansiadas vacaciones. Y si pensamos que nosotros esperamos impacientemente su llegada deberíamos prestar atención a los más pequeños de la casa, quienes de verdad las disfrutan jugando  con sus amigos y viviendo nuevas experiencias. Durante estas semanas hemos estado analizando los diferentes tipos de campamentos de verano que existen en España, pero hoy queremos dedicarle un pequeño espacio a esos juegos de campamento que tanto gustan a los niños. Ya que ya seas padre o madre, hermano o hermana de ellos, o monitora de campamento, seguro este artículo te interesará

A continuación, te mostramos una selección de los juegos más divertidos y a la vez más útiles.

Gallinita Ciega

Es un juego ideal para los últimos días de campamento, cuando ya todos se conocen. El objetivo es trabajar la memoria del niño, así como el uso de otros sentidos diferentes al de la vista. Una persona será la gallinita, que como el propio nombre del juego indica, está ciega. Para ello, se le vendan los ojos y se le da vueltas al ritmo de la canción: “Gallinita ciega, qué se te ha perdido, una aguja en un pajar. Date la vuelta y la encontrarás”. La gallinita ciega deberá ir en busca de algún compañero y reconocerlo con tan sólo tocarle el pelo, la cara o la ropa que lleva. El juego termina si consigue acertar la identidad de la aguja perdida, es decir, del compañero que ha conseguido atrapar.

El Pañuelo

Se divide al grupo en dos equipos y se asigna un número a cada jugador, de forma que haya parejas de números (cada miembro de la pareja se encuentra en un equipo diferente). El monitor se coloca en el medio, a la misma distancia entre ambos grupos, mientras sujeta un pañuelo y grita de forma aleatoria uno de los números. Al grito del suyo, los jugadores deberán correr hacia el monitor y coger el pañuelo. El jugador que no lo ha atrapado deberá intentar recuperarlo para ganar, mientras el otro jugador correrá hacia su grupo para ponerse a salvo y celebrar la victoria con su equipo. Se trata de un juego perfecto no sólo para realizar ejercicio y poner a prueba los reflejos del alumno, sino también para crear un ambiente de equipo y facilitar la integración de los menores en el campamento.

Películas

Consiste en recrear mediante gestos y sonidos una película mientras los compañeros de equipo tratan de adivinar el título de la misma. Previamente, el monitor habrá escrito en unas papeletas diferentes nombres de películas. Se trata de un juego que estimula la imaginación y creatividad de los niños, al mismo tiempo que les ayuda a perder el miedo al ridículo y a hablar en público.

La maleta de los sombreros

Se trata de otro juego para ayudar a los alumnos a desprenderse de la vergüenza, a fomentar su creatividad y a desarrollar su capacidad de resolución ante situaciones inesperadas. En el centro de la sala habrá una gran bolsa con muchos sombreros, gorras y boinas de todos los tipos. Cada integrante, incluido el monitor, deberá escoger uno al azar y llevar a cabo una representación de un personaje vinculado al sombrero que se ha elegido.

Corazones

Los monitores deberán dibujar en diversos papeles tantos corazones como la mitad de los jugadores que participen en el juego. Estos corazones deberán ser rasgados de forma irregular, para que sólo haya una combinación posible por cada corazón. A continuación, se mezclan las mitades y se reparten a cada jugador. La dinámica del juego consiste en buscar a tu pareja para completar el corazón. Una vez reunidos, los alumnos deberán hacerse preguntas entre ellos para conocerse mejor para después, presentar ante el resto del grupo lo que han aprendido del compañero. Es una buena forma de romper el hielo el primer día de campamento y ayudar a cimentar las primeras relaciones entre los menores.

Macedonia

Es un juego de rapidez mental y memoria, ideal para conocer mejor a los compañeros. Tras las primeras presentaciones, los jugadores deberán sentarse en círculo y el monitor se colocará en el centro, de pie. Éste señalará a alguno y al grito de “¡Piña!”, el jugador señalado deberá decir el nombre de la persona que tiene a su derecha; si dice “¡Naranja!”, deberá decir el nombre del que esté a su izquierda. Si tarda en contestar más de 3 segundos o se equivoca, intercambiará su puesto con el coordinador. Cuando la persona del centro grite “¡Macedonia!” todos deberán cambiarse de asiento.

El grito de la selva

Este juego, muy común en los campamentos de verano de idiomas, se utiliza para que los niños aprendan los nombres de diferentes animales en otro idioma. Sin embargo, puede adaptarse a otro tipo de vocabulario. El monitor deberá escribir en diferentes papeletas el nombre del macho, la hembra y la cría de cada animal (por ejemplo: gallo, gallina y pollito). Tras repartir cada una de las papeletas, los jugadores deberán hacer el sonido o los gestos típicos del animal que le haya tocado y reencontrarse con su familia. El grupo que primero se reúna es el que gana.

El otro día fui al mercado

Es un juego que puede jugarse tanto en español, como en otros idiomas. Una persona comienza diciendo “El otro día fui al mercado y compré…”, por ejemplo, un kilo de naranjas. El siguiente jugador deberá repetir lo que ha dicho su anterior compañero y añadir algo más y así sucesivamente. La persona que tarde más de 3 segundos en repetir alguna de las compras anteriores o se equivoque deberá realizar una prueba, como por ejemplo cantar una canción. Este juego puede adaptarse a otro tipo de temáticas con el objetivo de que los alumnos adquieran un amplio vocabulario en otros idiomas. De nuevo, nos encontramos ante un ejercicio que no sólo fomenta la memoria de los jugadores, sino que también sirve para reforzar y ampliar el vocabulario de los menores en otros idiomas.

Esperamos que esta selección de juegos te haya resultado interesante y pueda servirte de ayuda. Sin embargo, recuerda que existen muchos otros ejercicios didácticos, y siempre quedará la opción de crear otros nuevos para tus hijos o alumnos de campamento. La única regla que tienes que tener en cuenta en todo momento es que estos juegos han de ser divertidos, y que los niños han de disfrutar con ellos.

 



  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *